Archivo del Autor: Madridista Enfurecido

El “Zas, en toda la boca” de San Marino a Thomas Müller

“Querido Müller. Tienes razón. Partidos como el del viernes no significan nada. Para ti. Por otra parte no necesitas venir a San Marino para un fin de semana sin Bundesliga que has podido pasar en el sofá de tu lujosa villa o, quien sabe, participando en algunos de los eventos organizados por tus patrocinadores que te reportan muchos miles de euros. Te creo, pero déjame darte diez buenas razones por las que el San Marino-Alemania fue muy útil. Ojalá puedas reflexionar acerca de ello y decirme qué te parece:

1 Ha servido para mostrar que ante equipos tan malos como nosotros no eres capaz de marcar un gol. Y no digas que no te molestó que Simoncini te impidiese marcar.

2 Ha servido para demostrar a tus managers (incluidos Beckenbauer y Rummenigge) que el fútbol no les pertenece a ellos, sino que pertenece a todos aquellos que lo aman, te guste o no. Nosotros estamos incluidos.

3 Ha servido para recordarle a cientos de periodistas de toda Europa que aún hay tipos que siguen sus sueños y no tus reglas.

4 Ha servido para confirmar que los alemanes como tú no cambiareis nunca y que la historia nos ha enseñado que el ‘abuso’ no es siempre garantía de victoria”.

5 Ha servido para mostrar a los 200 tipos de San Marino que juegan al fútbol por alguna razón que sus entrenadores les piden siempre trabajo duro. Quién sabe. Quizá algún día todo el sacrificio no nos sea devuelto con un encuentro ante los campeones del mundo.

6 Le ha servido a tu Federación (y también a la nuestra) para recibir dinero por derechos de imagen, que además de pagar por tu problema, puede servir para construir campos para los niños de nuestro país, colegios y hacer más seguros los estadios. Nuestra Federación te contará un secreto. Estamos construyendo un nuevo estadio de fútbol en un remoto pueblo llamado Acquaviva. Se podría construir con seis meses de tu sueldo, pero lo haremos con los derechos de noventa minutos de partido. ¿A que no está mal?

7 Le ha servido a un país tan grande como tu estadio en Múnich para salir en los periódicos por una buena razón, porque un partido de fútbol siempre es un buen motivo.

8 Le ha servido a tu amigo Gnabry para debutar en el equipo nacional y anotar tres goles.

9 Le ha hecho feliz a la gente de San Marino recordar que tenemos un equipo nacional de verdad.

10 Ha servido para darme cuenta de que incluso si lleváis las equipaciones más bonitas de Adidas, luego siempre os ponéis calcetines blancos con sandalias.

Con amor, Alan.
Director de Comunicación de la Selección Nacional de San Marino”

Vía: AS.COM

barca-fingimiento-cadena

Los jugadores del Barça inventan el “fingimiento en cadena”

Conocíamos la bala de Kennedy, y ahora tenemos la botella de Mestalla. Hito historico de nuestro fútbol desde ya. ¿Cómo un solo proyectil generó media docena de impactos? El Comité Nacional de Árbitros debería abrir una sección de balística. Alguien lanzó una botella a los jugadores del Barcelona cuando celebraban un gol y éstos saltaron como si fuera una granada del Equipo A.



Estaban en clara formación de piña y alguien lanzó un objeto (acto reprobable, condenable, execrable, sancionable…) que cayó en el centro del grupo. No se ve con claridad en quién impacta, Messi parece, pero desencadenó un movimiento colectivo extraordinario: todos los futbolistas presentes reaccionaron en cadena llevándose las manos a la cabeza y desplomándose. Aunque aquí el acto no fue homogéneo: unos se llevaron la mano a la cabeza y cayeron, otros cayeron y luego se recogieron la cabeza.

Parecía eso un milagro o una conversión general, todos de rodillas de repente.



Suárez y Mascherano fueron los primeros. Suárez se agarró la cabeza desde atrás como si estuviese presenciando una atrocidad. Es que los gestos eran de dolor, pero también de incredulidad y sorpresa. Era como si en el centro de la melé estuviera naciendo una sanguinaria rotura de ligamentos. Cómo sería la rapidez del fenómeno que Busquets, que estaba al final del crisantemo humano, aún permanecía de pie. Le llegó muy limitada la onda expansiva y pudo reaccionar muy tarde. Vio a Suárez retorcerse en el suelo como si le estuviesen rociando con Cucal e inició entonces ese lánguido desplome suyo que parece le están pasando un serrucho por las tibias. Es el que mejor cae porque se cae como los edificios, “se implosiona”. Cuando Busquets iniciaba su demolición, Neymar aún se palpaba la ceja buscando sangre. El golpe real fue para él.

El saldo era terrible. El césped iba a quedar como un hospital de campaña, pero los jugadores del Barça fueron pasando del terror físico a la normalidad por fases sucesivas. Aunque alguno se quedó con la mano en la cabeza como sujetando una jaqueca. Acababan de inventar el fingimiento en cadena. Eran cinco tarjetas, algo tendrá que legislar la International Board para estos casos.

El gesto de dolor que hacen es solitario, súbito, un grito mudo como cuando te da una rampa en la cama. ¿No somos todos jugadores del Barça en esos momentos?

Los madridistas dirán que le han echado cuento, pero en las imágenes queda claro que es un acto reflejo. De seis, pero reflejo (¡un rondo expansivo! ¡un rondo de dolor!). Lo que ha tenido que trabajar el Barcelona para que sus futbolistas reaccionen así, como neutrones en cadena… Es lo que tiene saber a qué se juega desde pequeñitos.

El fenómeno siguió siendo raro en el acta arbitral. Ahí fue justo al revés. No una botella y media docena de heridos. Según el documento fueron varias botellas que impactaron solo en el futbolista Don Neymar. Aunque el que protestó luego fue Messi. “Hijo de mil p…, hijo de mil p…”. ¡Como si todo en el hombre fuera en racimo!

VIA: ABC http://www.abc.es/deportes/futbol/abci-valencia-barcelona-seis-cabezas-busca-botella-201610222041_noticia.html

1474624431_820467_1474624796_noticia_normal

Mourinho quiso fichar a Rooney en su primer año en el Madrid

El libro sobre la vida de Mourinho ha puesto patas arriba Inglaterra y parte de Europa. Tras salir a la luz que quiso pegar a Wenger en 2014, ahora se sabe que intentó el fichaje de Rooney para el Real Madrid en su primer año en el banquillo blanco.

El autor del libro, Rob Beasley, cuenta que en octubre de 2010 Mourinho coqueteó con el delantero al saber que las negociaciones de su renovación con el Manchester United se habían encasquillado.

Entonces, Mourinho dijo: “Si Rooney quiere dejar el United que me llame”. Finalmente, no hubo llamada telefónica porque la situación se enderezó y renovó cinco años.

Pero Mourinho no es un tipo que tire la toalla y tres años después lo volvió a intentar. Esa vez nada más afrontar su segunda etapa en el Chelsea. Por entonces Rooney tenía 27 años y Mourinho aseguró que tenía la edad perfecta. Lo estuvo intentado todo en privado y en público. “Si Rooney es la segunda opción para United eso no beneficia a la selección de Inglaterra. No hablo de jugadores de otros clubes, pero me gusta”, dijo en su día Mourinho.

VIA: AS.COM

Madridista Enfurecido @MadridFurioso 14 septiembre 2016 22:38
Madridista Enfurecido

Cómo nos hacen sufrir estos cabrones…